miércoles, 23 de febrero de 2011

REFLEXIÓN EN PUNTOS SUSPENSIVOS

Me cuesta comprender tu mirada perdida, tu gesto de complacencia, tu sonrisa y tus extrañas ganas de vivir.
Me cuestan los primeros rayos del sol de la primavera si no son a tu lado, me cuestan los besos e incluso los abrazos.
Me cuesta descubrir la inocencia, el deseo de pasión, de habitaciones compartidas o la armonía poética de los sueños.
Me cuesta este invierno que se esfuma, estas ganas de regalar sonrisas y compartir noches bajo las estrellas.

Pero aún así, en mi dulce rutina, corro, sueño y destilo con paciencia sueños y melancolías.



La motivación es lo que te hace empezar.
El hábito lo que te hace continuar.

(Jim Ryun)

1 comentario:

maktub dijo...

muy buena! me ha encantado!!